Inicio . .
DECÁLOGO PARA TODO AQUEL QUE NECESITE UN ABOGADO:

1. Confía tus asuntos legales solamente a un abogado. Por alguna razón éste no es contador, ni escribano, ni procurador, ni despachante de aduana, ni policía.

2. Consulta a un abogado antes de firmar y no después. También cuando se trata de relaciones jurídicas. "Más vale prevenir que curar".

3. No le ocultes a tu abogado detalles de los hechos, ni tus opiniones; no quieras suplantar su criterio.

4. Tu abogado ni es sabio ni omnisapiente; dale tiempo para estudiar tu caso.

5. No le pidas a tu abogado que te asegure el éxito de tu causa; no lo puede hacer.

6. Recuerda que en las cuestiones patrimoniales mejor mal arreglo que buen pleito.

7. Recuerda que no se ganan los pleitos sólo porque tú creas tener razón ni se dejan ganar por culpa de tu abogado.

8. No dejes a tu abogado solo en la lucha por tus derechos. Preocúpate por tu asunto discretamente; más vale que peques por cargante que por negligente.

9. No elijas a tu abogado por lo que te cobre. Elígelo por la confianza que inspira y los conocimientos que tiene.

10. No especules con los honorarios de tu abogado. Paga lo justo, con dinero y no con promesas de otros asuntos.

   
 
  MADRID
Bravo Murillo, 127 1º dcha
28020 Madrid
Tel.:+34 915 357 894
Fax:+34 915 359 213
Móvil:+34 639 242 322

    VALENCIA
    LAS PALMAS
    SEVILLA
    TENERIFE
    IBIZA
 
Ética profesional
 
   
  "Hay quien entiende el ejercicio del derecho como una actividad puramente comercial. Para mí la abogacía significa profesionalidad y compromiso. Un cliente que pone su problema en tus manos merece la máxima dedicación y la mejor de las atenciones."  
Aviso legal